Amar a alguien es decirle: tú no morirás jamás”. Gabriel Marcel, dramaturgo y filósofo.

El pasado 1 de Noviembre se celebró en toda España el Día de Todos los Santos, fiesta de carácter religioso rodeada de costumbres que se practican desde hace siglos y varían según localidades. En esta fecha la tradición es acudir a los cementerios en recuerdo de los seres queridos que nos precedieron. Cada uno actúa según sus creencias, siendo lo habitual limpiar las sepulturas y engalanarlas con flores, para después rezar y hacer semblanzas de los que nunca más nos acompañarán.

CEMENTERIO SOLLER-12 CEMENTERIO SOLLER-2 CEMENTERIO SOLLER-11 CEMENTERIO SOLLER-8CEMENTERIO SOLLER-15

La Iglesia instauró esta fiesta para recordar a los cerca de 4.000 mártires cristianos que fueron víctimas de la Persecución del Emperador Diocleciano, a principios del siglo IV. Roma era, en general, tolerante con las religiones de los pueblos que pertenecían a su imperio; sin embargo, consideraron a los cristianos como miembros de una sociedad hermética cuyas creencias hacían peligrar al poder dominante y por dicha causa, hubo sangrientas persecuciones hasta que, con el transcurso del tiempo, los propios emperadores romanos se hicieron cristianos; tal era la fuerza de la nueva religión.

Fueron tantos los muertos de la persecución diocleciana que la Iglesia señaló un día común para honrar a todos ellos, aunque no fue hasta el siglo VIII (d.C.) que el Papa Gregorio-III la fijó el 1 de Noviembre y así ha continuado hasta hoy.

En Mallorca, tierra de arraigadas costumbres y tradiciones, esta fecha tiene un significado especial entre las familias que acuden en masa a rendir homenaje a sus difuntos y convierten los cementerios una explosión de vida y color, de la que las flores son su más clara representación. Junto con el de Deiá y el de Establiments, el Cementerio de Sóller es, según mi parecer, uno de los más bonitos de la isla y, tal como podemos apreciar en las fotografías que acompañan a esta entrada. Cada primero de Noviembre, los sollerics recuerdan a los seres queridos que perdieron convirtiendo su camposanto en un florido jardín, lo cual les honra.

CEMENTERIO SOLLER-19 CEMENTERIO SOLLER-3 CEMENTERIO SOLLER-11 CEMENTERIO SOLLER-14

Este cementerio solleric tiene además, una curiosidad que merece la pena ser conocida. Antes de traspasar su entrada, en el lado derecho, hay un acotado cerrado con tumbas, algunas con cruces, otras sin ellas, pero todas sin flores, lo que debe llevarnos a la reflexión.

CEMENTERIO SOLLER-18

En esta parcela situada extramuros del cementerio yacen los restos de aquellos que no tenían el derecho de “ser enterrados en sagrado” bien por haber sido el suicidio la causa de su muerte, bien por pertenecer a otros credos diferentes al nuestro y no tener otro lugar donde ser sepultados. Probablemente se trate de enterramientos antiguos de los que ya ni se acuerden los descendientes de los finados —si es que alguno existe aún—, pero todos comparten la tierra mallorquina donde terminaron sus días y, con independencia de la causa de sus muertes o de la religión que profesaren, merecerían también que unas manos caritativas depositaran unas modestas flores sobre sus lápidas.

Así se cumpliría el profundo deseo del filósofo francés Gabriel Marcel con el que encabecé esta entrada y tal vez dicho gesto lograra que nuestro mundo sea un poco mejor.

CEMENTERIO SOLLER-17_________________________

Cementerio de Sóller, Carrer de Pau Noguera, Sóller

Mallorca, Islas Baleares, España.

_________________________

Créditos: Fotografías del autor con licencia Creative Commons 4.0 Attribution-Share Alike. Para ver las imágenes a mayor tamaño, pulsad sobre ellas.

Anuncios