Angelote arrodillado a la entrada del Oratorio de la Inmaculada Concepción en Biniagual. Este elemento no es característico de la Arquitectura tradicional del interior mallorquín.

Anuncios