La clastra de Son Vich con su excelente acústica fue un marco ideal para cerrar las Jornadas

Anuncios