La recargada ornamentación de este pináculo y de su arbotante, tan propias de un gótico tardío, no restan potencia, ni belleza a la vistosa estructura

Anuncios